3 consejos para encontrar la mejor escuela de idiomas para ti

Es indudable que la forma de adquirir servicios ha cambiado. Hoy, las redes sociales son una fuente de valiosa información, pero a veces, debido a la gran cantidad de datos, podemos acabar “infoxicados”.

Por ello, antes de leer comentarios y reseñas, deberíamos tener claro qué buscamos exactamente porque lo que para un cliente puede ser una desventaja para nosotros puede ser todo lo contrario.

A la hora de buscar una academia la situación no cambia. Al fin y al cabo, se trata también de un servicio, las clases, por el que los alumnos, que se convierten en clientes, pagan. Así que es lógico que pidamos referencias y naveguemos por la red para conocer las opiniones de otros.

En esta publicación intentaremos guiarte a la hora de establecer criterios para elegir una buena academia. Por supuesto, estas son nuestras propuestas; no dudes en compartir las tuyas con nosotros, estaremos encantados de conocerlas.

 

Grupos reducidos
  • Clases en grupos reducidos. Nosotros creemos que es el mejor método para aprender. Las clases individuales tienen la ventaja de que el profesor está solo para ti, pero no cuentas con compañeros con los que interactuar. Sin embargo, en clases con grupos reducidos también contarás con la atención personalizada de tu profesor y, además, podrás aprender de los errores y aciertos de tus compañeros. Piensa ahora en una clase de idiomas saturada de alumnos. ¿Cuántas veces pudiste preguntar tus dudas? ¿Cuántas veces participaste? ¿Cuántas veces percibiste que el profesor era consciente de tu progreso, de tus fortalezas y debilidades en el aprendizaje? Si la respuesta es “pocas” o “ninguna”, entonces, las clases en grupos reducidos son sin duda para ti.
Clases con gente que tiene el mismo interés que tú
  • Clases con gente que tiene el mismo interés que tú. Aunque de grupos con perfiles variados todos nos enriquezcamos, es cierto que es importante que tus compañeros estén “en la misma onda”. Es decir, que la motivación sea tan alta como la tuya y que tengan una filosofía de aprendizaje similar. Cuando viene un alumno nuevo, le explicamos la metodología que seguiremos, cómo corregimos los errores, etc. Así nos aseguramos de que todo el grupo esté dispuesto a dar lo mejor de sí y nadie contagie desmotivación o desgana al resto. Con esto no nos referimos a que todos los alumnos aprendan de igual forma y al mismo ritmo, en absoluto. Eso es algo natural con lo que sabemos trabajar. Hablamos de esfuerzo, interés, ganas, responsabilidad y buen humor.
Flexibilidad
  • Clases flexibles. Somos adultos, tenemos responsabilidades, cambios de última hora, vacaciones, hacemos paréntesis en nuestras vidas… Tanto tú como nosotros. Por lo tanto, nos entendemos bien y por eso te ofrecemos la flexiblidad que necesitas. Evidentemente, la flexibilidad tiene un límite y ni nosotros jugaremos con tu tiempo ni esperamos que tú lo hagas con el nuestro 🙂 Con “flexibilidad” nos referimos a que siempre estamos dispuestos a cambiar para mejor, a escuchar tus propuestas y, en definitiva, a facilitarte el proceso a la vez que te ofrecemos una experiencia cómoda y, en consecuencia, fructífera.

¡Si encajas con nuestra filosofía, no dudes en continuar con nosotros o en recomendarnos a amigos que creas que buscan lo que ofrecemos!

Y para ti, ¿qué debe tener una academia para ser la mejor?

@Héctor

¿Quieres recibir noticias mías? No te vayas sin convertirte en NT Insider.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *