Marruecos… Part 2

Si en el blog del mes pasado describí cómo hay que organizarse y qué hay que tener en cuenta cuando planificas el viaje a Marruecos, en este blog hablaré de los lugares que visitamos y de la experiencia por las calles de Marruecos.

Para empezar, tengo que reconocer que ha sido una aventura extraordinaria porque estaba llena de descubrimientos, diferentes retos y carreteras marroquíes.

Calles de Chefchaouen

Nuestra primera parada fue Marrakech. Al llegar al aeropuerto, lo primero que hicimos fue sacar dinero de uno de los cajeros automáticos. Si todavía no lo sabes, el Banco español Evo te permite sacar dinero sin comisiones por todo el mundo así que lo tenemos desde que nos conocimos y viajamos siempre sin problema en cuanto al cambio de dinero (Estados Unidos, Europa, Asia, etc.). Es una maravilla porque en ningún momento tienes que preocuparte por la divisa del país en el que estás. Desde el primer momento te das cuenta de que en este país la gente hace las cosas a su forma y que, desgraciadamente, también te encontrarás con obstáculos o mentiras.

A la hora de alquilar el coche, pregunté si nos podrían indicar algún aparcamiento dentro de la medina de Marrakech y lo único que hicieron fue mandarnos a la tienda más cercana a comprar el mapa. Bueno, pues, gracias 🙂

Una vez encontrado el aparcamiento en Marrakech (al lado del hospital Antaki), ya nos sentimos libres para pasear por las calles de la medina. Lo que nos sorprendió positivamente fue la actitud de los comerciantes, ya que contrariamente a lo que esperábamos, en ningún momento nos sentimos molestos o perturbados por sus métodos de marketing.

Por otro lado, por las calles siempre había gente que quería ayudarnos a la hora de encontrar nuestro riad u otros puntos turísticos. En un momento dado, al principio de nuestro viaje, nos dejamos guiar por un local y así vimos cuál es su estrategia para “ayudar” a los turistas:

Son muy buenos entablando conversación, así que es bastante fácil dejarte llevar:

  1.     “Está cerrado”: es la frase que utiliza todo Marrakech para que pares y les pidas “llévame por la calle abierta entonces.” La medina de Marrakech es una ciudad laberíntica. Si piensas que Venecia es un laberinto, pues en Marrakech es 10 veces más fácil perderte. Es muy probable que en algún momento entres en un callejón sin salida. Sin embargo, después de pasar varios días caminando por ahí, puedo confirmar que solamente nos pasó una vez, lo que quiere decir que sus sugerencias tipo “está cerrado” no son reales. Tú sigue tu camino que así te va mejor 😀
  2.     A nosotros nos pilló un “estudiante” diciéndonos: “Chicos, es mejor caminar por la derecha.” Nos habló directamente en español (por cierto, ¡su español era impresionante!)

a)    Primero nos explicó que él no era guía oficial y que no cobraba

b)   Cuando le explicamos lo que buscábamos (la Madras Ben Youseff), nos dijo que ya era tarde y que estaba cerrada (eran las 4 de la tarde). Nos sentimos un poco decepcionados porque el día siguiente ya nos íbamos a Ait Ben Haddou y realmente queríamos ver lo que estaba en nuestro plan pero nos dijo que nos podía llevar a ver otra una mezquita, que casualmente ese día estaba abierta a los turistas.

Ait Ben Haddou

c)    Cuando nos acercábamos al punto final, nos empezó a explicar que en Marrakech las cosas no funcionaban como en Europa. Dijo que allí no se pagaba al entrar a un sitio.

d)   Una vez que entramos a los alrededores de la mezquita (realmente ha sido la única mezquita a la que pudimos entrar en todo nuestro viaje), pues, nos comentó finalmente que ahí “se pagaba al salir” y que el dinero no era para él, sino para los sabios ciegos que viven en la Mezquita y se dedican a recitar el Corán.

e)    Por fin vimos cómo funcionaba y le dimos un par de monedas.

f)     No estaba satisfecho con las monedas, quería dinero en billetes (no solo en Marrakech, sino también en otros lugares de Marruecos nos pasó lo mismo). Directamente no cogen la moneda así que tienes que ser muy decidido a la hora de darle las monedas.

  1. Una vez que volvimos de esta visita no oficial guiada, nos encontramos con la madrasa que buscábamos y, por supuesto, estaba abierta. 🙂

 

Madrasa

Después de esta experiencia el primer día, solamente nos dejamos guiar una vez más en Fes y lo hicimos porque no nos funcionaba la app maps.me.

A continuación les dejo la lista de cosas importantes que hay que ver en cada ciudad:

>>>>>>> Marruecos<<<<<<<<<

Por norma general, las medinas son bastante grandes pero lo que hay que ver desde el punto de vista turístico, se ve fácilmente en un día. Nosotros habíamos preparado los puntos de interés antes de irnos y tengo que reconocer que nos ayudó mucho saber cosas con antelación. Es por ello por lo cual decidí compartir estas sensaciones contigo.

Si tienes alguna otra pregunta, siempre puedes dejar un comentario abajo o escribirme a mi correo nika@nikateacher.com.

Marruecos es un país lleno de sorpresas y no cabe la menor duda de que puedes disfrutarlo de varias maneras.

Nika

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *