¿Qué tienen en común la amistad y las plantas?

¡Hola! 🙂

En esta publicación quiero compartir contigo mi punto de vista con respecto a la importancia de tener una vida social activa y quedar con amigos. 

Cada miembro del N-Team tiene una personalidad diferente, ya sabes que en la variedad está la riqueza, pero hay algo en lo que coincidimos:

es muy importante que nuestra vida laboral, por muy intensa que sea, no nos obligue a dejar de lado nuestra vida social.

Somos cuatro personas de cuatro orígenes distintos y con numerosas experiencias internacionales, los cuatro hemos experimentado lo que supone no tener ningún vínculo social al ser los recién llegados a un lugar.

Yo, por haber vivido una temporada tanto en Alemania como en Grecia, también sé por experiencia propia lo que es empezar desde cero en dos lugares que estaban fuera de mi zona de confort. Mentiría si dijera que fue fácil, pero también lo haría si dijera que no fue posible forjar relaciones de amistad. Así que, si tú te lo propones, ¡también podrás conseguirlo!

A lo largo de esas dos estancias fuera, conocí a personas que se quejaban de sentirse solas y de no conocer a nadie. Cuando les preguntaba: “¿Qué haces para conocer gente nueva?” la respuesta era casi siempre la misma: “nada”. Pues ese es el primer error, si piensas que la gente va a tocar a la puerta de tu casa para proponerte planes mientras tú no haces “nada”, siento decirte que creo que estás equivocado.

Organizando la semana. Foto: http://www.elmomentoperfecto.com/

Así que, en mi opinión, el primer paso es la proactividad: apúntate a alguna actividad, vete a un bar o cafetería (sí, tú solo, te aseguro que no pasa nada por hacerlo), haz algún deporte de equipo, ofrece enseñar tu lengua materna a cambio de aprender la lengua local (lo que se conoce como tándem lingüístico), etc. Hay miles de opciones, pero si optas por no hacer “nada” es probable que no obtengas “ningún” resultado.

Seas nuevo en Gran Canaria o seas un local, creo que tú también coincides con nosotros en que la vida social nos enriquece, así que aquí te van dos propuestas que yo considero positivas para mantener una vida social activa

  • Por un lado, está bien quedar simplemente para tomar un café. ¿Quién no ha querido salvar el mundo junto a una taza de ese negro líquido? Pero si ese plan lo complementas con, por ejemplo, algo cultural o deportivo, seguramente los lazos se fortalezcan. Hay eventos de ambos tipos tanto gratuitos como de pago como para parar un tren: teatros, auditorio, asociaciones culturales, los organizados por el Ayuntamiento, por colectivos, clubs de deporte… ¡Entre tantos, seguro que hay alguno que te interese a ti y a tu amigo!
  • Decide hacer algo nuevo. ¿Qué mejor que vivir juntos una primera experiencia que recordarán para siempre? Un bautismo de buceo, puenting, parapente, barranquismo, algún tipo de acción de voluntariado (donar sangre, colaborar con el Banco de Alimentos o con otra ONG), un viaje, un curso de cocina, aprender un idioma… Una vez más, son miles las opciones.

Espero que te haya gustado esta publicación y recuerda:

la amistad y las plantas, si no se riegan se marchitan.

Héctor

Fotos: Aljosa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.